Bajo número de plaquetas (trombocitopenia en perros)
Urgencia: Lo antes posible
Pronóstico: Reservado

Cuando el número de plaquetas sanguíneas desciende, hablamos de una enfermedad llamada trombocitopenia.  Las plaquetas son muy importantes, se producen en la médula ósea y luego se liberan en la sangre. Además, participan en el proceso de coagulación de la sangre, consiguiendo que esta tenga el espesor correcto para circular sin problemas por el cuerpo. 

Salvo que la causa de esta enfermedad sea grave, la trombocitopenia se puede tratar con muchas posibilidades de recuperación. Cualquier raza de perro y de cualquier edad puede verse afectada.


Síntomas

Tos, fiebre, letargo, soplo en el corazón, sangre en la orina y mucosidad nasal.

Causas

La trombocitopenia tiene diversas causas, entre ellas: 

  • Leucemia
  • Linfoma
  • Disminución de la producción de plaquetas
  • Pérdida extrema de sangre debido a una hemorragia
  • Un proceso infeccioso que produzca destrucción de plaquetas. Esta es la causa más común, se conoce como erlichiosis canina o enfermedad de la garrapata.
Diagnóstico

Es necesario realizar un conteo de plaquetas en la sangre y compararlo con las líneas bases normales. Se descartará cualquier trauma reciente o cualquier problema que haya dado lugar a una hemorragia. Así se determinará si existe un problema médico subyacente. 

Con una muestra de médula ósea, se pueden descarte una gran cantidad de afecciones, pero si se sospechan hemorragias internas o algún órgano dañando, el veterinario tiene que realizar radiografías y ecografías. 


Tratamiento

Una transfusión de plaquetas normalizará el recuento de las mismas en sangre. Puede que sea necesaria una transfusión de sangre completa para corregir una anemia.

El dueño de un perro con trombocitopenia ha de estar en alerta permanente ante una hemorragia excesiva debida a una lesión o corte.

La dieta ha de incluir alimentos ricos en hierro, mineral que ayuda a aumentar el número de plaquetas en sangre. 

Asimismo, es muy importante proporcionar agua al perro para mantener su hidratación, especialmente, si tiene fiebre. El perro debe permanecer en casa reposando con tranquilidad sin entrar en contacto con otros animales, no solo para evitar la fatiga o cortes sino, especialmente para que no se pueda contagiar con garrapatas y otros parásitos.