Insuficiencia renal crónica en perros
Urgencia: Lo antes posible
Pronóstico: Reservado

La insuficiencia renal crónica es una condición en la que el riñón falla y deja de regular la presión sanguínea, azúcar en la sangre, volumen de sangre, niveles de pH, composición del  agua en sangre; perdiendo la funcionalidad en el transcurso de meses o incluso años. Si bien la insuficiencia renal crónica no se puede revertir ni curar, el tratamiento pueden disminuir su progresión. Esta condición es más frecuente en perros edad avanzada. 

Algunas razas son propensas a padecer insuficiencia renal crónica, estas son: Samoyedo, Bull terrier, Cairn Terrier, Pastor alemán y el Cocker spaniel inglés


Síntomas

Falta de apetito, pérdida de peso, vómitos, diarrea, estreñimiento, letargo, aumento de sed, ceguera aguda, convulsiones, sangre en la orina y aumento de la frecuencia y cantidad de orina.

Causas

Las causas para la insuficiencia renal pueden incluir enfermedad renal, obstrucción urinaria, ciertos medicamentos, linfoma, diabetes mellitus y factores genéticos.

Diagnóstico

Deberá proporcionar un historial completo de la salud de su perro, incluido un historial de síntomas y la naturaleza del mismo. Su veterinario ordenará un perfil químico de sangre un hemograma completo y análisis de orina acompañado de un  examen físico. Generalmente, los perros que presenten la enfermedad tendrán un grado de anemia, niveles anormales de electrolitos, presión arterial alta, así como concentraciones elevadas de creatinina y nitrógeno ureico. 

Adicionalmente, las imágenes de rayos X o ultrasonido también se pueden usar para observar el tamaño y la forma del riñón o los riñones del perro para ver si hay anomalías visibles. A menudo, la insuficiencia renal crónica hace que los riñones se vuelvan anormalmente pequeños.

Tratamiento

Aunque no existe una cura para la insuficiencia renal crónica, existen numerosos pasos que se pueden tomar para minimizar los síntomas y retardar la progresión de la enfermedad. Se debe seguir una dieta especializada, baja en proteínas, fosforo, calcio y sodio. Deberá asegurarse de que su perro siempre tenga una cantidad adecuada de agua limpia para beber y, en casos de deshidratación, podrá administrarlo líquidos vía intravenosa. La eritropoyetina podrá suministrarle la producción de glóbulos rojos pata incrementar los niveles de oxígeno en los tejidos. 

La insuficiencia renal crónica es una enfermedad progresiva. Los perros que experimentan esta enfermedad deben ser monitoreados en forma continua. El pronóstico de su perro dependerá de la gravedad de la enfermedad, pero se pueden esperar algunos meses o algunos años de estabilidad con el tratamiento adecuado.  Se recomienda a los dueños de mascotas que no críen perros que hayan desarrollado enfermedad renal crónica.