Peritonitis biliar en perros
Urgencia: Atención inmediata
Pronóstico: Reservado

La bilis es esencial en la digestión porque ayuda a la absorción de las grasas en el intestino delgado. La bilis se produce en la vesícula biliar y se libera en el intestino delgado después de ingerir una comida.

La peritonitis es una inflamación abdominal que se produce cuando la bilis se libera en la cavidad abdominal. 

Síntomas

Dolor abdominal, vómitos, diarrea, hinchazón de abdomen, pérdida de apetito, pérdida de peso, pérdida de energía, fiebre y piel y blanco de los ojos amarillento.

Causas

La bilis puede liberarse de una forma anormal como consecuencia de una lesión, de una inflamación o infección de la vesícula biliar, de una fuga o de una obstrucción de los conductos de la vesícula biliar. Generalmente la peritonitis se produce como consecuencia de una condición subyacente más grave: cáncer, pancreatitis, cálculos biliares,…

Diagnóstico

El veterinario primero realizará una exploración física completa y preguntará sobre síntomas e incidentes relevantes. Después será necesario un perfil bioquímico para ver si las enzimas hepáticas están altas, un hemograma completo y un análisis de orina para ver si hay bilis.

El veterinario también realizará radiografías abdominales y ecografías para ver la vesícula y saber de dónde procede la fuga de bilis. También suele ser necesario tomar una muestra del hígado y del líquido abdominal para realizar una biopsia y determinar las causas.

Tratamiento

La peritonitis debe tratarse rápidamente porque las causas pueden ser graves. Lo primero será aplicar fluidoterapia para prevenir la deshidratación y prescribir medicamentos para evitar la infección. 

El tratamiento a aplicar para solucionar el problema dependerá de lo que haya causado la peritonitis. La cirugía puede ser necesario para solucionar la fuga.

Será necesario establecer visitas de seguimiento para verificar la solución y ajustar los fármacos según sea necesario.