Miopatía no inflamatoria endocrina en perros
Urgencia: Lo antes posible
Pronóstico: Bueno

Esta forma de miopatía no inflamatoria es una condición muscular causada por trastornos endocrinos como hipertiroidismo e hipotiroidismo; no obstante, también ha sido asociada con el uso de corticosteroides.

Síntomas

Debilidad muscular, pérdida de masa muscular, rigidez, calambres, regurgitación, dificultad para tragar y ronquera.

Causas

Este tipo de miopía no inflamatoria es de origen endocrino a causa del hiperadrenocorticismo, el hipotiroidismo o el hipertiroidismo, pero puede ser de naturaleza inmunitaria o neoplásica.

Diagnóstico

Se llevará a cabo un examen físico completo, así como pruebas estándar de laboratorio, a saber: perfil bioquímico, análisis de orina y un hemograma completo para determinar el tipo de trastorno. El veterinario también podrá realizar pruebas de las glándulas suprarrenales y tiroides para confirmar el diagnóstico. 

Adicionalmente, se realizarán radiografías para evaluar las funciones faríngeas y esofágicas en pacientes con regurgitación y disfagia. 

Tratamiento

El tratamiento dependerá de la causa subyacente, por ejemplo, si es por una reacción adversa a los corticosteroides, su veterinario puede ajustar o simplemente detener la administración del tratamiento hormonal. La intervención quirúrgica puede ser necesaria en casos de miopatía no inflamatoria con tumores. 

En caso de regurgitación severa, el veterinario colocará un tubo de alimentación en el estómago del perro que le permitirá garantizar una alimentación adecuada También realizará un plan de alimentación adecuado a la mascota: análisis de ingredientes así como el aumento de las porciones.

La terapia física será necesaria para fortalecer sus músculos y reducir el desgaste y la debilidad. La fuerza muscular y la masa deben normalizarse a las pocas semanas de terapia.