Hernia diafragmática en perros
Urgencia: Lo antes posible
Pronóstico: Bueno

Las hernias diafragmáticas ocurren cuando cualquier órgano abdominal - ya sea el estómago, el hígado o el intestino- se mueve hacia una abertura anormal en el diafragma, la lámina del musculo que separa el abdomen del área de la caja torácica del can.

Síntomas

Dificultad para respirar, latidos cardíacos irregulares, vómitos, diarrea y distensión abdominal.

Causas

Trauma por una lesión por automóvil o golpe fuerte y algunos casos, congénita. Se desconoce las causas de las hernias diafragmática congénitas aunque ciertas razas tiene más probabilidades de desarrollarla, como los perros Weimeraners y Cocker Spaniel. Esta afeccion puede causar problemas adicionales, como fracturas de costillas, insuficiencia orgánica y deterioro de la expansión pulmonar.

Diagnóstico

La prueba de diagnóstico más útil es rayos X y ultrasonidos para revelar cualquier anomalía interna.

Tratamiento

Los perros con hernias diafragmáticas inducidas por traumas deben recibir tratamiento por shock. La cirugía debe reparar los órganos dañados así como el desgarro en el diafragma. En caso de padecer hernias diafragmáticas congénitas, la cirugía debe realizarse lo antes posible para evitar mayor daño a los órganos internos del animal. 

La mayoría de las cirugías son exitosas, sin embargo su mascota requerirá de atención especial tras la operación debido que algunos perros pueden presentar efectos secundarios tras la operación, como hipertermia, acumulación de líquido en los pulmones y latidos cardiacos irregulares.