Derrame pericárdico en perros
Urgencia: Lo antes posible
Pronóstico: Reservado

El derrame pericárdico es una acumulación excesiva de líquido en el pericardio (saco que rodea al corazón) caracterizada por el incremento de la presión intrapericárdica, que provoca el colapso del lado derecho del corazón, condición conocida como taponamiento cardíaco. 

Como resultado, el corazón presenta un gasto cardíaco más bajo, conduciendo a una insuficiencia cardíaca congestiva del lado derecho, hipotensión, ascitis (líquido en el abdomen) y un shock o colapso. 

Síntomas

Vómito, anorexia, encías pálidas, distensión abdominal, intolerancia al ejercicio, letargo, desmayo o colapso, dificultad respiratoria, aumento de la frecuencia respiratoria y / o aumento de la frecuencia cardíaca.

Causas

El derrame pericárdico puede ocurrir tras pericarditis constrictiva con fibrosis, una infección en el pericardio, por una rotura de la aurícula izquierda, un traumatismo sanguíneo o un cáncer. También, podría ser que no hubiera ninguna causa subyacente y que el derrame pericárdico fuera por un trastorno con el que se nace. Se estima que el 90% de los derrames son idiopáticos o secundarios a un proceso neoplásico.

Diagnóstico

Tras proporcionar el historial médico completo de la salud de su mascota, el veterinario realizará un examen físico acompañado de un perfil químico sanguíneo, hemograma completo, análisis de orina y panel de electrolitos para descartar o confirmar cáncer y/o agentes infecciosos como causantes del derrame. Si la acumulación del líquido es provocado por cáncer o infecciones, se tomará una muestra del líquido para identificar el origen de los mismos. 

Al mismo tiempo, se harán radiografías y ecocardiografías para observar cualquier anomalía característica de la enfermedad. Con la radiografía podrá observarse un aumento de la silueta cardíaca que, en casos graves, adopta una forma esférica. La ecocardiografía es una técnica más sensible que permite identificar fácilmente la presencia de un derrame pericárdico. Por su parte, el electrocardiograma sirve para apoyar el diagnóstico de derrame pericárdico mediante la medición de la conductancia eléctrica del corazón que mostrará un patrón distintivo si hay taponamiento cardíaco. 

Tratamiento

En perros con derrames recurrentes, la pericardiocentesis es el tratamiento más aconsejable para evitar el taponamiento cardíaco (retirar el líquido con una aguja). Los perros con dificultad respiratoria necesitarán de oxigenoterapia. 

Los perros con problemas recurrentes de derrame pericárdico pueden optar por extraer el pericardio (pericardiectomía). 

Deberá restringir la actividad física de su mascota mientras se recupera. De ser necesario, podrá descansar en jaula, lejos de niños y otras mascotas. Si el perro fue sometido a una pericardiectomía, mantenga limpia la incisión para evitar el ataque de microrganismos oportunistas.