Respiración ruidosa en perros
Urgencia: Puede esperar
Pronóstico: Bueno

La respiración ruidosa se produce cuando el perro al inhalar o exhalar produce unos excesivos ruidos. El problema puede ser congénito o adquirido. Los perros con nariz corta y cara plana (braquicefálicos) sufren estos problemas más frecuentemente.

Si el ruido se produce al inhalar se denomina estertor y si es al exhalar hablamos de estridor.

Es importante controlar la respiración en caso de detectar cambios en los ruidos porque podría haberse formado un bloqueo parcial en la laringe o la tráquea y tendríamos que actuar antes de que el oxígeno que llegara a los pulmones fuera insuficiente.

Síntomas

Cambio o pérdida de voz e incapacidad para ladrar. El bloqueo parcial de las vías respiratorias superiores produce respiración ruidosa, cambio en el patrón de respiración y aumento del esfuerzo para respirar.

Causas

Las causas congénitas o de nacimiento podrían incluir unos conductos respiratorios demasiados estrechos, un paladar blando excesivamente largo o una parálisis hereditaria. Si las causas son adquiridas podemos encontrar disfunción del sistema nervioso o muscular, tumores, parálisis adquirida, acromegalia (excesivo crecimiento de los huesos y tejidos blandos), inflamaciones, descargas, cuerpos extraños o pólipos nasofaríngeos.

Diagnóstico

El veterinario escuchará respirar al perro con el estetoscopio para detectar la ubicación del bloqueo. Es importante detectar dónde se produce el bloqueo y el veterinario escuchará la nariz, la faringe, la laringe, la tráquea y los pulmones.

Los aparatos de imagen también se utilizarán para detectar bloqueos o causas subyacentes. Se puede utilizar las radiografías o la tomografía computarizada para apoyar el diagnóstico.

Tratamiento

Lo primero es mantener al perro tranquilo y fresco para que pueda respirar bien. Si no se han detectado bajos niveles de oxígeno en la sangre el veterinario decidirá el tratamiento en función de las causas.

Si el perro no tuviera suficiente oxígeno, habría que hospitalizarlo y decidir si intubarlo para que llegue oxígeno a los pulmones o hacer una traqueotomía si el bloqueo impidiera la intubación.