Queratitis ulcerosa en perros
Urgencia: Puede esperar
Pronóstico: Bueno

La queratitis ulcerosa se caracteriza por la aparición de una úlcera corneal. Estas úlceras se clasifican en superficiales o profundas. 

Las razas de hocicos cortos y ojos prominentes como Pugs, Boston terrier, Pekinés, Bóxer, Buldogs, Shih tzu tienen más probabilidades de desarrollar este problema, en especial los bóxers. 

Síntomas

Ojo rojo y doloroso, descarga, ojo acuoso y mayor sensibilidad a la luz. Los perros con úlcera ocular se frotan persistentemente los ojos y presentan una película sobre el ojo y estrabismo.

Causas

Entre los factores que pueden generar queratitis ulcerosa están los traumas o lesiones, deficiencia de lágrimas, infecciones, incapacidad para cerrar completamente los párpados, parálisis del nervio facial, cuerpos extraños y quemaduras por sustancias químicas.

Diagnóstico

Tomando en consideración el historial médico de la mascota junto a cualquier incidente que pudo haber precedido la afección, el veterinario realizará un examen ocular completo mediante tinte de fluoresceína para evidenciar ulceraciones u objetos extraños. Adicionalmente, tomará muestras alrededor del ojo para cultivos microbianos y detectar bacterias u hongos. Asimismo, se podrán hacer análisis de sangre para descartar infecciones de origen viral.

Tratamiento

En caso de que su perro tenga úlceras profundas, la cirugía es la mejor opción. El veterinario podrá colocarle un collar isabelino para evitar que se rasque los ojos. Además, se recetarán antiinflamatorios no esteroideos y corticoides porque las úlceras profundas son más dolorosas ya que suelen afectar a nervios ópticos.

Si la ulceración es superficial, el veterinario quitará las capas sueltas de la córnea con un hisopo de algodón. En general con el uso de un antibiótico tópico será suficiente aunque en ocasiones es necesario hacer una incisión en la córnea con el fin de repararla. En casos especiales, se pueden insertar lentes de contacto para reducir la irritación de los párpados. 

La actividad física debe limitarse durante el tratamiento y la recuperación. Si la úlcera corneal es superficial, la recuperación tardará una semana aproximadamente. En cambio, si la úlcera es profunda, puede que la mascota requiera de un tratamiento extenso junto a cirugía. 

Si el perro es de una de las razas propensas a padecer de queratitis ulcerosa, debes tener cuidado con sus ojos.