Panosteitis: inflamación ósea en perros
Urgencia: Puede esperar
Pronóstico: Bueno

La panosteítis es una condición dolorosa y de corta duración que afecta a los huesos largos de perros jóvenes, de edades comprendidas entre 5 a 18 meses. La inflamación puede afectar una o más extremidades, resultando en cojeras. La panosteítis es común en razas de perros de tamaño mediano a grande, como el pastor Alemán. 

El dolor articular puede durar de días a meses y la molestia variará de leve a severa. 

Síntomas

Cojera, principalmente en patas delanteras aunque también puede afectar a las traseras. También puede sufrir fiebre, depresión, pérdida de peso y anorexia. Si no se corrige el problema, también veremos atrofia muscular.

Causas

Las causas de la inflamación ósea en perros se desconocen. Por lo general, la panosteítis puede ocurrir por si sola o puede estar asociada a otras enfermedades ortopédicas.

Diagnóstico

El veterinario será cuidadoso al realizar el examen físico completo de la mascota y descartará condiciones subyacentes distintas a la infamación de los huesos. También, mediante imágenes de rayos X podrá visualizar un engrandecimiento de la densidad de los huesos afectados por la inflamación.

Tratamiento

Gran parte del tratamiento indicado para la panosteítis se basa en el uso de antiinflamatorios y esteroides para aliviar el dolor y facilitar la marcha. 

Deberás limitar la actividad física de tu perro con el fin de reducir el dolor pero, no significa que al restringir la actividad, se reduzca la velocidad de recuperación. Eñ veterinario programará citas de seguimiento cada dos o cuatro semanas con el fin de evaluar el progreso y detectar posibles problemas médicos subyacentes causantes de la inflamación.