Infección parasitaria de las vías respiratorias en perros
Urgencia: Lo antes posible
Pronóstico: Bueno

Algunos parásitos como los gusanos pueden se instalan en las vías respiratorios de los perros y dificultan la respiración. Estos parásitos pueden acabar afectando también al sistema cardiovascular, endocrino y circulatorio.

Síntomas

Estornudos, secreción nasal, sangrado en la nariz, sibilancias y sonidos pulmonares, Los cambios de comportamiento se deberán a la migración al cerebro de los parásitos y esto puede conducir que nuestro perro entre en coma. La enfermedad también podría presentarse sin ningún síntoma.

Causas

Entrar en contacto con un animal infectado. El perro puede comer animales infectados como hormigas, lombirces, cucarachas, aves, roedores, etc. También podría adquirir los parásitos por estar en contacto con heces infectadas o por transmisión por algún estornudo de otro animal.

La condición es más común entre perros que conviven con otros animales o perros que salen a menudo al exterior y viven en zonas boscosas.

Diagnóstico

El veterinario preguntará por las actividades que el perro ha realizado recientemente. Si sospecha de la infección tratará de analizar las vías respiratorias con rayos X o una rinoscopia.

Para un diagnóstico definitivo será necesario un examen de heces o de orina en búsqueda de parásitos o huevos de parásitos.

Tratamiento

Normalmente se trata con antiparasitarios de forma ambulatoria. Sólo será necesaria la hospitalización en los casos que el perro tuviera problemas para respirar. En estos casos se aplicará terapia de oxígeno hasta que recupere su capacidad respiratoria y se resuelva la infestación. 

Además de los antiparasitarios, podría ser necesario administrar antiinflamatorios en los casos que hubiese una acumulación de parásitos muertos y hasta podría requerirse cirugía para eliminarlos.

El veterinario realizará visitas de seguimiento para asegurar que la infestación ha sido eliminada.