Gingivitis en perros
Urgencia: Puede esperar
Pronóstico: Bueno

La gingivitis es una inflamación de las encías y suele ser el inicio de una inflamación periodontal más importante.

En las fases iniciales, presenta un enrojecimiento de las encías y con el tiempo van cogiendo un tono más rojizo y se pueden ir deteriorando.

A largo plazo las bacterias presentes en la gingivitis se van acumulando y liberando toxinas que pueden afectar a las raíces. La superficie de las encias se muestra irregular y se aprecia una placa compuesta por alimento, bacterias, mucosidad y células muertas de la piel. Esta placa hace que se inflamen los vasos sanguíneos y las encías pierdan colágeno.

Presente en perros a partir de los 3 años.


Síntomas

Encías rojas o hinchadas, mal aliento (halitosis) y cantidades variables de placa y sarro.

Causas

Básicamente es la acumulación de placa.

Factores como la comida blanda, la vejez, los dientes mal colocados, los malos hábitos de aseo y hasta respirar con la boca abierta predisponen a la gingivitis.


Diagnóstico

El veterinario preguntará cuando empezó el mal aliento y si has detectado problemas para masticar. Preguntará sobre el aseo bucal.

Después realizará una exploración física y el veterinario comprobará el grado de avance de la gingivitis. Se examinará la cantidad de placa y bacterías y se extraerán los dientes que puedan estar podridos.


Tratamiento

La placa se eliminará con un equipo dental especial y se pulirán los dientes que estén sucios.

Lo más recomendable es prevenir y prestar atención a la limpieza de los dientes y de la boca. Suele ser necesario limpiar los dientes al menos un par de días a la semana para así disminuir la acumulación de placa.