Fisalopterosis en perros
Urgencia: Lo antes posible
Pronóstico: Bueno

La fisalopterosis es una infección del tracto gastrointestinal causada por el organismo Physaloptera spp, nematodo parásito que se fija a las mucosa gástrica o intestinal. El adulto pone sus huevos y estos se excretan por las heces del animal. 

En su estadio adulto, tiene forma de gusano redondo con 2.5-5 cm de longitud. Los huevos poseen forma ovalada, una membrana gruesa y contienen la larva ya desenrollada. 

Síntomas

Vómitos que pueden ser de forma crónica o aguda. En algunos casos, un gusano, o múltiples gusanos, se encontrarán en el contenido del vómito. Una infección de gusanos del estómago causada por Physaloptera puede ser asintomática, lo que significa que no hay signos externos.

Causas

Las lombrices estomacales son causadas por el nematodo Physaloptera, gusanos que parasitan perros, gatos y otros animales. Las hembras adultas fijadas al tracto intestinal producen huevos que serán excretados por las heces. Posteriormente, los insectos coprófagos (se alimentan de heces) ingieren los huevos, las larvas se enquistan y permanecen infectivas hasta que son ingeridos por otros animales, liberando las larvas en el tracto intestinal donde completan su ciclo. 

El nematodo también puede transmitirse por la ingestión de un roedor, lagarto o pájaro que sirve como intermediario entre el insecto y el huésped final. 

Diagnóstico

Tras conocer el historial completo de la salud de su mascota, el veterinario realizará una gastroscopia endoscópica en el que inserta un tubo pequeño delgado a través de la boca y dentro del estómago. Generalmente, son pocos los gusanos presentes y suelen estar ocultos por el moco y el contenido del estómago, de manera que se requiere de un examen cuidadoso y exhaustivo del tracto gastrointestinal. 

Adicionalmente, un examen del vómito y las heces del perro podrán revelar una infección de gusanos estomacales. 

Tratamiento

Se recetará un adulticida para eliminar los nematodos adultos. También se suministrará medicamentos para la reducción de los síntomas gástricos. 

Su veterinario realizará un examen de heces tras dos semanas de tratamiento. Si el tratamiento inicial no tiene éxito, puede ser necesario un nuevo tratamiento. Limite el acceso de su perro a las áreas en donde pueda encontrar hospedadores intermedios de los gusanos estomacales.