Estenosis aórtica en perros
Urgencia: Lo antes posible
Pronóstico: Bueno

La estenosis aórtica es una cardiopatía congénita caracterizada por la obstrucción del tracto de salida del ventrículo aórtico, producto del estrechamiento de la válvula aórtica. La forma más frecuente es la subvalvular (debajo de la válvula), por ello se le conoce también como estenosis sub-aórtica. 

El bloqueo del tracto de salida del ventrículo izquierdo provoca la sobrecarga crónica de presión sobre el corazón, haciendo que las células del músculo cardíaco aumenten con el consiguiente engrosamiento de la pared cardíaca. 

La raza Terranova, Pastor Alemán, Golden retriever, Rottweiler y Bóxer están predispuestas a padecer de estenosis aórtica. Es una cardiopatía difícil de diagnosticar y, en casos severos, es difícil de tratar. 

Síntomas

Insuficiencia cardíaca congestiva, dificultad para respirar, sonidos pulmonares anormales, respiración rápida y pérdida repentina de consciencia.

El defecto generalmente se desarrolla durante las primeras semanas a meses de vida; sin embargo, los síntomas pueden aparecer a cualquier edad, según la gravedad de la obstrucción.

Causas

En muchos casos, las razas de perros grandes nacen con el defecto cardíaco. Otros perros sufren de obstrucción aórtica por endocarditis bacteriana y por factores ambientales.

Diagnóstico

Deberá proporcionar el historial médico de su mascota. Seguidamente, el veterinario hará un examen físico completo en donde se podrá evidenciar ruidos cardíacos anormales o soplos. Se realizarán pruebas rutinarias de laboratorio que incluyan un hemograma completo, perfil bioquímico y análisis de orina. 

La ecocardiografía es una técnica sensible y específica que permite la visualización directa del lugar y el tipo de obstrucción. El cateterismo cardíaco, método que consiste en insertar un catéter en la cámara del vaso del corazón, facilita determinar la presión del flujo sanguíneo. 

Tratamiento

Las mascotas con estenosis leves pueden vivir sin tratamiento mientras que, el tratamiento para los perros con estenosis aórtica severa radica en una valvuloplastia (es una operación a corazón abierto que suele tener mal pronóstico). La cateterización puede usarse para aumentar los vasos estrechos. También se suministrarán antibióticos de amplio espectro para evitar el riesgo de desarrollar infecciones bacterianas en el corazón. 

Se restringirá inmediatamente la actividad física del perro para evitar complicaciones a causa del esfuerzo excesivo. Asimismo, su perro seguirá una dieta baja en sodio. Lo más recomendable es no permitir la reproducción del animal con un trastorno cardíaco como este o, preferiblemente, castrarlo.