Electrocución en perros
Urgencia: Atención inmediata
Pronóstico: Reservado

Los perros pueden morder cables eléctricos en casa y quedar electrocutados. Esto es más normal que ocurra en perros jóvenes que tienen ganas de experimentar o que les estén creciendo los dientes y puedan morder algún cable.

La electrocución provoca quemaduras en la boca y pelo que la rodea y también puede provocar alteraciones en la corriente eléctrica en el corazón y los músculos. De forma bastante habitual, el perro presenta una acumulación de líquido en los pulmones.

Síntomas

Quemaduras en la boca, bigotes o el pelo que rodea la boca chamuscados, falta de aliento, frecuencia cardíaca rápida, temblores musculares, convulsiones, colapso físico, respiración anormalmente rápida, sonido en los pulmones y dificultad para respirar.

Causas

Morder cables eléctricos en casa.

Diagnóstico

El veterinario preguntará por el inicio de los síntomas y realizará una exploración física centrada en la zona de la boca si sospecha de la electrocución para detectar posibles quemaduras.

Si el perro presenta problemas cardíacos o acumulación de líquido en los pulmones, el veterinario realizará un diagnóstico diferencial descartando otras posibles causa.

Tratamiento

Si eres testigo de la electrocución, lo primero es apagar la corriente antes de tocar al perro. Es posible que el perro necesite asistencia para seguir respirando.

Una vez estabilizado es posible que necesite ser hospitalizado para recuperar un ritmo cardíaco regular y un tratamiento con diuréticos para eliminar el líquido de los pulmones.

Después es posible que el perro no quiera comer porque le duele la boca y entonces tendríamos que cambiar la dieta y utilizar una blanda o con alimentos licuados hasta que se curen las heridas. Las heridas hay que vigilarlas para evitar infecciones.