Contusiones pulmonares en perros
Urgencia: Atención inmediata
Pronóstico: Reservado

La contusión o hemorragia pulmonar ocurre cuando el pulmón se rasga a causa de un trauma directo en el pecho, privando al perro de respirar con normalidad y transportar sangre arterial a los capilares.

Síntomas

Aumento de la respiración, tos con sangre o líquido con sangre, dificultad respiratoria anormal después de un traumatismo en el pecho y membranas de las mucosas teñidas de azul o pálidas.

Causas

Las causas que favorecen las hemorragias pulmonares son el traumatismo cerrado, accidentes automovilísticos, caídas a gran altura, maltrato físico o coagulopatías.

Diagnóstico

Su veterinario realizará un examen físico completo tomando en consideración los antecedentes de la salud del perro y posibles incidentes que podrían haber provocado la afección. Se le harán pruebas de laboratorio rutinarias que incluyen análisis de sangre, prueba de orina y radiografía de tórax. También podrá realizarse pruebas de coagulación. Podría utilizar rayos X para ver si el perro tiene alguna costilla rota.

Tratamiento

Su mascota podrá ser hospitalizada para estabilizar y monitorear la respiración y el sistema cardiovascular durante 24 horas después del trauma. Su veterinario también querrá asegurarse que no haya lesiones internas y será aconsejable que se quede en el hospital por si surgen complicaciones. La actividad estará restringida por un tiempo al igual que se le suministrará apoyo nutricional vía intravenosa, si es necesario. 

Inicialmente, su veterinario querrá controlar la frecuencia y el esfuerzo respiratorio, el color de las membranas mucosas, la frecuencia cardíaca, la calidad del pulso y los sonidos pulmonares. También serán necesarios análisis rutinarios de sangre y orina para controlar la reacción de su perro al trauma.