Calcificación y mineralización pulmonar en perros
Urgencia: Lo antes posible
Pronóstico: Reservado

La mineralización y la calcificación se caracterizan por la acumulación de calcio mineral en tejidos blandos y la osificación del cartílago en los pulmones. La mineralización pulmonar puede estar localizada en un solo lugar o puede extenderse a más de un área del cuerpo, haciendo imposible identificar los depósitos minerales individuales. 

La calcificación puede ser degenerativa, secundaria a una degeneración o inflamación tisular; o puede ser metastásica, secundaria a una enfermedad metabólica. Esta condición afecta a perros mayores y a razas condrodistróficas (razas donde las patas no alcanzan la longitud normal).

Por su parte, la osificación puede presentarse en forma de pequeños nódulos múltiples o presentarse en forma de calcificación de la matriz ósea.

Síntomas

Los signos más habituales son tos, cianosis, falta de aliento, frecuencia respiratoria alta, intolerancia al ejercicio y sonidos de respiración anormales aunque pueden no mostrar ningún síntoma.

La calcificación también se puede considerar como una parte normal del proceso de envejecimiento.

Causas

La calcificación metastásica es causada por un trastorno metabólico que induce una alta concentración de calcio y/o resorción ósea (eliminación del tejido óseo y liberación de calcio desde la matriz ósea a la sangre); mientras que, la calcificación degenerativa puede originarse por hiperadrenocorticismo. Los cálculos alveolares y bronquiales suelen ser el resultado de una enfermedad pulmonar exudativa o una enfermedad pulmonar granulomatosa (trastorno de inmunodeficiencia hereditaria).

Diagnóstico

Al proporcionar el historial médico de su mascota, su veterinario realizará un examen físico completo que incluya un perfil químico de sangre, un hemograma completo y prueba de orina. Además, se tomarán muestras de tejido de los pulmones para detectar cualquier indicio de mineralización. 

Los rayos X de tórax y la tomografía computarizada son útiles para observar detenidamente el estado de los pulmones y ganglios linfáticos. Al mismo tiempo, ayudarán a comprobar o descartar la presencia de tumores y micosis. 

Tratamiento

Si detrás de la calcificación y la mineralización hay infecciones concurrentes, su veterinario podrá suministrarle antibióticos y antimicóticos. Por el contrario, si la causa es una enfermedad metabólica, se le recetarán medicamentos para tratarla. 

El pronóstico para cualquier afección del sistema respiratorio es reservado. Necesita mantener a su mascota en un espacio tranquilo, alejado de otras mascotas y niños. La actividad física de su mascota será restringida mientras se recupera.