Amiloidosis: Depósitos de proteínas en el cuerpo del perro
Urgencia: Puede esperar
Pronóstico: Reservado

La amiloidosis es una afección que consiste en la acumulación de amiloide en los órganos y tejidos del perro, comprometiendo las funciones normales. El exceso prolongado de esta condición puede conducir a insuficiencia orgánica, siendo los riñones y el hígado los órganos más afectados. Algunas hipótesis sugieren que la amiloidosis causa la condición de enfermedad y otras hipótesis simplemente consideran que el depósito de proteínas en los órganos es el resultado de una enfermedad preexistente. 

No se ha establecido ninguna implicación genética, pero se sabe que la amiloidosis familiar se produce en Shar-peis, Beagles y Foxhound inglés chinos. Las razas predispuestas a esta enfermedad son: Shar-pei chino, Beagles, Collies, foxhounds ingleses, Punteros y Sabuesos. Los perros mayores de cinco años y las hembras tienen un riesgo ligeramente mayor en comparación con los machos.

Síntomas

Falta de apetito, aumento de la sed y la orina, pérdida de peso, vómitos, diarrea (en ocasiones), acumulación de líquido en el abdomen, edema en varios sitios del cuerpo (especialmente en las extremidades), fiebre, inflamación articular, deshidratación, debilidad, letargo e ictericia (en caso de afectación hepática).

El amiloide se puede depositar en varios órganos y los síntomas variarán en función del órgano afectado. Los síntomas también pueden variar por la cantidad de amiloide depositada, y la reacción del órgano.

Causas

Además de la predisposición genética en distintas razas, la amiloidosis puede ocasionarse por Infecciones crónicas, inflamación crónica, infecciones parasitarias, enfermedad mediada por inmunidad, lupus eritematoso sistémico, neoplasia.

Diagnóstico

Deberá proporcionar un historial completo de la salud de su perro, incluido un historial de síntomas y la naturaleza del mismo así como posible incidentes que lo haya provocado. Su veterinario ordenará un perfil químico de sangre, un hemograma completo y un análisis de orina  acompañado de un examen físico completo.  Las pruebas de orina son importantes si los riñones están siendo afectados por la deposición de amiloide.  En la mayoría de los casos, el diagnóstico se confirmará al examinar el tejido que se ha recolectado durante una biopsia de riñón. Su médico tomara imágenes de rayos X y ultrasonidos para encontrar las anomalías.

Tratamiento

Si su perro tiene un problema renal crónico y está experimentando insuficiencia renal, su veterinario le aconsejará ingresar al hospital para resolver la deshidratación y estabilizar al perro. Si se determina que una causa subyacente es responsable, se tratará en consecuencia. Los pacientes con insuficiencia renal requieren de tratamiento médico extenso durante un largo período de tiempo.

La mayoría de los animales volverán a la actividad normal, pero es posible que deba seguir una dieta específica que su veterinario le haya recomendado, especialmente si los riñones están involucrados. Debido a que se sospecha que esta condición tiene una asociación familiar, no críe a los animales afectados porque puede transmitir el rasgo a la siguiente generación.